Rulo Pardo y Patata Brava… (entrevista) Project Interview

 

Rulo Pardo MissNicod-13

Idea, producción y dirección artística: Alexandra Nicod

Foto: Katharina Giesler para missnicod.com 

Rulo Pardo_Actor_Villena/Alicante_1974

Recuerdo cómo me impresionó la actuación de Rulo Pardo en una muestra de la Real Escuela Superior de Arte Dramática (RESAD) en la que estudiamos los dos. Era un montaje especial, muy lúdico, creado por los alumnos a partir del cuerpo; en el escenario, cajas de cartón de todos los tamaños que se iban convirtiendo en infinidades de objetos.

En 1995, también en la RESAD, Rulo Pardo monta junto con Santiago Molero la compañía teatral SEXPEARE. Empezaron haciendo sketches por los bares y a día de hoy llevan trece espectáculos; algunos como “Qué pelo más guay”, que se repuso hasta cinco veces en el teatro Alfil de Madrid y tiene su versión cinematográfica, llevando diez años de gira. 

Rulo Pardo es un fenómeno, tanto en lo personal como en lo profesional. Se le quiere nada más mirarlo, porque desprende la alegría lúdica, traviesa y contagiosa de los niños. Es y será siempre una de esas personas y actores que no me canso de ver y de admirar…

¿De dónde vienes?

Vengo del espacio interior de una galaxia llamada Soledad, que es el nombre de mi madre.

La infancia es la raíz de nuestra vida. ¿Qué encuentras en ella que defina lo que eres hoy?

Recuerdo tener una infancia muy buena, sentir mucha libertad, jugar en la calle con mis amigos e incentivar mi imaginación. Pero también recuerdo pelearme y tener que hacer  que me aceptaran al día siguiente, en resumen; empezar a desenvolverme en una pequeña vida social de juguete. 

¿Y cómo te defines ahora?

Pues soy muy interesante la verdad, guapo, cercano y sobre todo afortunadísimo…Y bastante rojo por cierto, no pensé que lo fuera tanto.

¿Cómo surge el deseo de ser actor?

El deseo de ser actor surge cada vez que veo una obra de teatro que me fascina, una película que me enloquece, un trabajo que me asombra…

¿Y qué sientes cuando actúas?

Nunca lo sé, cada vez es distinto, tiene que ver con la obra que interpreto. Casi nunca hay nervios, siempre son superados por las ganas que tengo de sentir al público durante la función. Pero una de las cosas más poderosas que te puede pasar en el escenario es sentir que el público escucha cada respiración y se ríe o emociona contigo.  

Teatro, cine o televisión…

¡¡TEATRO!!

Háblame de Sexpeare…

SEXPEARE es una forma de entender la vida. Es droga de la buena. Es encontrarme conmigo mismo siempre. Es esfuerzo, trabajo y recompensa. Es un abismo en el que todavía no sé dónde se ponen los pies. Es riqueza y enseñanza. Diversión y expansión por partes iguales. Es lo mejor que le puede pasar a alguien. Son momentos para siempre, aplausos y admiración por el trabajo de todos los que lo componen. Giras y cervezas… Furgonetas y canciones….

Decía Bertolt Brecht… “El arte, cuando es bueno, es siempre entretenimiento”…

Y está muy bien dicho. “El arte, cuando es malo, es siempre un coñazo” (lo digo yo).

¿Y crees que hoy en día el teatro sigue siendo “sagrado”?

No, no lo creo, tampoco creo en esa palabra “sagrado”, me lleva a pensar en algo cerrado en si mismo, hermético. Claro que hay cosas puras y funcionan en sí por ser así, pero como creador necesito utilizar un collage de elementos artísticos para encontrar el mío. Soy mas de collages individuales que de reglas puras… Aunque ahora que te he contestado me doy cuenta de que tal vez tu pregunta no iba por ahí, y tal vez era más en el sentido romántico de la palabra “sagrado”, no en el sentido creativo. Pues nada, sea como fuere te he contestado…jajaja…

¿Qué hay de terapéutico en la interpretación y en el arte en general?

En mi caso me sirve para entender actitudes, situaciones y sensaciones de otros, que al final no dejan de hacer que me encuentre conmigo por tener que defenderlas. No hay cosa más interesante para un actor que tener que defender algo en lo que no cree, y conseguirlo, a mi cuando me ha pasado lo he disfrutado mucho. Tener que entender todo eso te acerca más a la tierra, a los demás. 

La crisis también nos acerca a los demás… Sigues trabajando mucho, a pesar de ella…

En lo personal, como bien dices, llevo disfrutando mucho estos últimos años, con trabajos muy interesantes y compañeros de ensueño, pero también sé que es una buena racha… Ya vendrán esas rachas raras. Pero, en realidad, la crisis sí me ha afectado, tenía una mancha en un brazo hace tiempo y ahora tiene forma de 21 por ciento, ya ves; marcados como los caballos. Lo noto con mi compañía Sexpeare, mucho, tanto en la contratación y burocracia como en la asistencia de público a las salas; hablo de Madrid. 

¿Qué le falta al universo artístico español?

Creo que hace falta tener más imaginación y menos interiorismo, más pulso en las propuestas, ser menos amables y escupir más en los escenarios, más puntos de vista salvajes. Ojo, no digo que no haya propuestas así, pero creo que hace unos años disfrutábamos más en esta ciudad de variedad artística. Eso de salir mucho más movido de los espectáculos.

¿A qué artistas admiras?

GLORIA FUERTES,  ANDRÉS LIMA. ASTRUD. CARLOS DÍEZ. TOM SPANBAUER. JORGE CALVO. GRACE JONES. OCAÑA. MANUELA CARMENA. NURIA ESPERT. INGRESO CADAVER. ELENA LOMBAO. CHRISTOPHER NOLAN. ANTONIO GALA. SANTIAGO MOLERO. CAMILO SEXTO. BANKSY. WERNER HERZOG. CARMEN MACHI. RICHARD COLLINS MOORE. FEDERICO GARCIA LORCA. SALVA BOLTA. ASIER ETXEANDIA. PACO TOMAS. FREDDY MERCURY, MARIBEL VERDÚ Y ALEX ANGULO.

¿Por qué? 

Porque todos son muy Patata Brava, muy Rulo Pardo.

Eres una de las personas más alegres y optimistas que conozco, ¿Cuál es tu secreto de la felicidad?

Jajajajaja, ADORO, no lo sé, y espero no saberlo nunca, eso es lo que hará que siga siendo feliz.

¿Qué proyectos tienes actualmente?

Reponer varias obras, “CANÍCULA” de Vicente Colomar y “DANZAD, DANZAD, MALDITOS” de Alberto Velasco. Encontrar pareja. Estrenar dos cortometrajes, “TURNO DE NOCHE” de Vicente Ruiz y “EL MICROONDAS” de Juan Cavestany. Operarme una rodilla y comenzar los ensayos de “RINCONETTE Y CORTADILLO” de SEXPEARE. Y también seguir celebrando el “20 ANIVERSARIO” de mi compañía con la gira de “H” y “SEXPEAREMENTE”.

No está mal… ¿y en diez años, cómo te ves?

Casado, espero. Si, soy un romántico y lo digo abiertamente, creo en el romanticismo. Y también me veo trabajando-peleando como hasta ahora. Por darte un ejemplo, he soñado en varias ocasiones con mi casa ideal y SIEMPRE tengo que hacer reforma… O SEA QUE NO PUEDO SOÑAR CON LA CASA TERMINADA YA, así soy mira.

Entrevista: Alexandra Nicod

Agradecimientos: Lolina Vintage Café, Madrid